florescuela-01

EDUCACIÓN

Vertiente 3. La Educación: como el pilar para el desarrollo integral del Ser.

 

Reformulación de los sistemas educativos, acción a una educación integral permanente para la vida en plenitud.

 

  • Sistemas de asistencia educativa a la familia, núcleos de trabajo, instituciones sociales y gubernamentales para cultivar el desarrollo continúo del Ser.
  • Espacios para la convivencia y recuperación de los valores universales.
  • Las Universidades y Centros de Investigación Académica, Científica y Social, donde se evalúen tendencias y criterios, con intercambio de experiencias y toma de acuerdos para liderar los paradigmas del pensamiento en la transición global.
  • Educación, despertar, formación y florecimiento del Ser en la conciencia de lo sagrado, la Sabiduría Ancestral, la creación de una cultura donde more el ser universal.
  • Reformulación de un sistema educativo que nos brinde verdaderamente un despertar de la consciencia y una ética de vida, basada en los valores de respeto, responsabilidad, confianza, dignidad, fraternidad y amor.
  • Métodos que promuevan abiertamente la libre expresión, el ingenio y la creatividad.
  • Creación de un Consejo encargado de analizar todos los elementos que puedan dar forma a un sistema evolutivo-educativo en el desarrollo del Ser.
  • Escuelas, Centros y Universidades que faciliten el descubrimiento y el desarrollo de los dones, las cualidades y las virtudes de todos los seres, para manifestar el potencial humano en nuestro diario vivir y en todas las dimensiones.
  • Programas que permitan el desarrollo integral y contemple como uno solo el cuerpo, la mente y el alma y el florecimiento de la cultura universal.
  • Programas culturales para el florecimiento de la sabiduría en un sistema educativo acorde a una evolución espiritual y se incorporen en todas las escuelas:
  1. Meditación
  2. Reflexión
  3. Libre expresión
  4. Danzas ancestrales, tradicionales, creativas y espontaneas
  5. Matemáticas de las cuentas del tiempo
  6. Los guerreros solares y la batalla florida o la batalla interna
  7. La cosmogonía la arque astronomía y las ceremonias sagradas como una oportunidad para alinearnos con el corazón del cielo, el corazón de la tierra y nuestro propio corazón.
  8. Educación sexual libre de tabús y prejuicios y así poder desarrollar una sexualidad sagrada y divina.

8 pétalos de la Educación

 

Escuela de los misterios: la Antigua y Mística Orden de la Rosa-Cruz, conocida mundialmente bajo las siglas de A.M.O.R.C., no es un movimiento filosófico de reciente creación. Su tradición hace que su origen se remonte a las escuelas de misterios del antiguo Egipto. En estas antiguas escuelas, se reunían regularmente los místicos iluminados para estudiar los misterios de la existencia. Precisamente por esa razón se las llamó “escuelas de misterios”…

En ella se reunían todos los buscadores que aspiraban a una mejor comprensión de las leyes naturales y universales. La palabra “misterio” en la antigüedad, es decir, en el tiempo de las antiguas civilizaciones egipcia, griega, y romana, no tenía el significado que se le da hoy en día. En otras palabras, no era sinónimo de “insólito” o de “extraño”, sino que designaba más bien, una gnosis, una sabiduría secreta.

Una de las primeras escuelas de misterios del antiguo Egipto fue la Escuela Osiriana. Sus enseñanzas se basaban en la vida, la muerte y la resurrección del dios Osiris. Se presentaban bajo la forma de piezas teatrales, o más exactamente, de dramas rituales. Sólo podían asistir a ellas quienes habían dado prueba de un sincero deseo de conocimiento. En el transcurso de los siglos, las escuelas de misterios añadieron una dimensión aún más iniciática al conocimiento que transmitían. Sus trabajos místicos tomaron entonces un carácter más hermético, llevándose a cabo exclusivamente en los numerosos templos construidos para ese fin. Las enseñanzas rosacruces dicen que las más sagradas a los ojos de los iniciados eran las pirámides de Gizeh. Contrariamente a lo que afirman los historiadores, estas pirámides nunca sirvieron de tumba a ningún faraón, sino que eran un lugar de estudio y de iniciaciones místicas.

Las iniciaciones a los misterios egipcios incluían una fase última en la que el candidato atravesaba la experiencia de una muerte simbólica. Tumbado en un sarcófago y mantenido en un estado especial de consciencia por procedimientos místicos, debía experimentar un desdoblamiento momentáneo entre su cuerpo y su alma. Esta separación tenía como finalidad demostrarle que era un ser dual. Cuando lo experimentaba, ya no podía dudar de la naturaleza espiritual del hombre y de que está destinado a reintegrarse en el Reino Divino. Después de haber hecho la promesa de no revelar lo que había ocurrido en la iniciación y de consagrar toda su existencia al misticismo, era gradualmente instruido en las enseñanzas más esotéricas que pueda recibir un ser mortal.

 

 

El Calmecac,  (del náhuatl calli ‘casa’, mecatl ‘morador’ y -c ‘lugar’) era una institución educativa náhuatl, que en la cultura Azteca, se destacaba por ser la institución encargada en preparar a los alumnos para desempeñar altas e importantes actividades, fomentándoles la filosofía de una estricta disciplina, arduo trabajo, dedicación, calidad y excelencia en todas las actividades para las que eran preparados, sometiéndolos a un ejercicio permanente de superación y mejora. Se preparaba a los nobles para el sacerdocio. Estudiaban las artes y las ciencias, pero la enseñanza era fundamentalmente religiosa, aun cuando muchos de los estudiantes no pretendían ser sacerdotes; algunos se preparaban para ocupar puestos en la milicia o la administración pública. El Calmécac era parte del Templo Mayor y los estudiantes estaban sujetos a una rigurosa disciplina.

 

 

El hermetismo es una tradición filosófica y religiosa basada principalmente en textos pseudoepigráficos, atribuidos a Hermes Trismegisto (Tres veces Grande). Esos escritos han influido mucho en la Tradición Esotérica y fueron considerados de gran importancia tanto durante el Renacimiento como en La Reforma. La tradición reclama ser descendiente de una Prisca Theología, una doctrina que afirma que una simple y verdadera teología existe, la cual está presente en todas las religiones y fue dada por Dios al hombre en la Antigüedad.

Se califica a Hermes como una deidad versátil y adaptativa, mensajero divino y vehículo de comunicación y enseñanza. Se insinúa que el Hermetismo, sería una “doctrina” que podría contribuir a desempantanar a las ciencias humanas actuales del lugar en que se encuentran.

 

 

La Francmasonería o Masonería es una de las más antiguas fraternidades iniciáticas que tiene como fundamento la creencia en un Ser Supremo, expresado bajo el nombre de Gran Arquitecto del Universo. Como Orden iniciática Tradicional que busca el perfeccionamiento del ser humano, consiste en la transmisión y enseñanza de un método, el ritual y simbólico, por cuyo conocimiento y asimilación el masón está en condiciones de aplicarlo a sí mismo y a su entorno social.

La Francmasonería acoge en su seno sólo a hombres libres, mayores de edad, respetables e independientes, solo dependientes de su conciencia y dedicados a poner en práctica un ideal de paz, amor y fraternidad, preocupados en su perfeccionamiento moral así como el de la Humanidad entera. No es una religión, una escuela filosófica, un club, una ONG, una organización metapolítica, una sociedad secreta, ni tampoco una sociedad con secretos. Podemos reconocer algunos rasgos y aplicaciones de estos aspectos en nuestra Fraternidad, pero ninguno de ellos es definitorio en su totalidad de lo que es la Francmasonería. En todo caso se articulan radialmente en torno a lo esencial de la Orden: su sustancia, la hermenéutica de su transmisión y finalidad iniciática.

La Francmasonería deviene en una Institución universal, ética, filosófica e iniciática, que persigue un ideal realizable fundado sobre la razón, la educación, y el trabajo constante y paciente.

La Masonería exige a todos sus miembros el respeto a las opiniones y creencias ajenas y evita toda discusión política o religiosa a fin de constituir un centro permanente de unión fraternal, donde reina una comprensión tolerante y una fructífera armonía entre los hombres. Los masones nos reconocemos entre nosotros como hermanos y consideramos nuestra asociación, libremente consentida a título individual, como una alianza de hombres libres que desean progresar y desarrollarse interiormente en base a unos principios universales.

 

La francmasonería o masonería es una institución de carácter iniciático, filantrópico, simbólico, filosófico, discreto, selectivo, jerárquico, internacional, humanista y con una estructura federal, fundada en un sentimiento de fraternidad. Afirma tener como objetivo la búsqueda de la verdad, el estudio filosófico de la conducta humana, de las ciencias y de las artes y el fomento del desarrollo social y moral del ser humano, orientándolo hacia su evolución personal, además del progreso social, y ejemplifica sus enseñanzas con símbolos y alegorías tradicionales tomadas de la albañilería o, más específicamente, del Arte Real de la Construcción, es decir, de los constructores de las catedrales medievales.

Sociedad secreta de ámbito internacional y estructura jerárquica basada en la fraternidad entre sus miembros, los cuales se agrupan en logias y hacen uso de ritos y signos emblemáticos.

 

 

El término rosacruz se refiere originalmente a una legendaria orden secreta que habría sido fundada, según la “Fama Fraternitatis” publicada en 1614, por  el Padre Divino y altamente iluminado, nuestro Hermano C.R.”  iniciales de Christian Rosenkreuz, supuestamente nacido en 1378. Diversas organizaciones esotéricas modernas, normalmente denominadas fraternidades u órdenes, que dependiendo de la organización, usan rituales relacionados, cuando menos en sus formas, con la francasinería, reivindican ser las herederas de la legendaria Orden Rosacruz, dada a conocer públicamente en el siglo XVII.

Es una hermandad mundial, compuesta por hombres y mujeres que se dedican al estudio y aplicación práctica de las leyes más elevadas de la Naturaleza para que, por medio de un proceso de desarrollo interno y de avance personal, vayan desarrollando sus potencialidades superiores a fin de que puedan vivir una vida plena en todos los planos de manifestación.

 

 

Templario: La palabra templario designa al miembro de una orden religiosa y militar, son monjes guerreros y constituyen una de las ordenes militares creadas en el s. XII con motivo de las cruzadas y como religiosos en el origen seguian la regla agustina, aunque luego quedaron asociados a la de los cistercienses. La palabra templario hace referencia a que la primera sede de la orden en Jerusalen se ubicaba en el recin to de lo que fue el destruido templo del rey Salomón.

La palabra se deriva con un sufijo de relacion o pertenencia “ario”, de la palabra latina templum, formada con la raiz indoeuropea tem (cortar) y el sufijo lo que en su contacto creo un puente para facilitar la pronunciacion. Aunque por templo se entende un edificio religioso no es asi; era palabra de la lengua augural romana. Los augures, que vaticaban por medio del vuelo de las aves, delimitaban o cortaban un  espacio cuadrangular del cielo en el que centraban sus observaciones desde un lugar elegido  o consagrado y se abrieron tales espacios en los bosques talando la vegetacion, espacios que eranconsiderados sagrados para practicar rituales. Asi templum designo en principio el espacio sagrado cortado y tiempo despues al efdificio que en el interor contenia una estatua de un dios y sus ofrendas.

Los templarios fueron los encargados de guardar los lugares santos en los tiempos en que la cristianidad habia empezado a asentar sus creencias –Edad Media-

Helena, Jesus de la Peña. Etimología de Templario (2001-2017):

http://etimologias.dechile.net/?templario

 

Gnostico: Gnosis es una palabra de origen griego que significa “conocimiento”, sabiduría de todo cuanto existe dentro del cosmos infinito.

Es el conocimiento trascendental del hombre y el universo, aprehensible mediante las facultades de cognición del “Ser”, con doctrinas y ritos propios y que tiene como meta la “autorrealización del Ser”, es decir, el desarrollo armonioso de todas las infinitas posibilidades humanas.

Esta la Gnosis donde exista un anhelo, inquietud espiritual y se pregunte ¿Quién soy?, ¿de dónde vengo? ¿Para dónde voy?, ¿Por qué existo?, ¿Para qué vivo?, etc…

Se dice que: “Conocerse a sí mismo es conocer la naturaleza y el destino humano”. La Gnosis es el origen de toda sabiduría.

http://www.igcusaw.com/mos/view/Que_es_Gnosis/

 

 La Dra. Montessori sostenía que cada individuo tiene que hacer las cosas por sí  mismo porque de otra forma nunca llegará a aprenderlas. Un individuo bien educado continúa aprendiendo después de las horas y los años que pasa dentro de un salón de clase, porque está motivado interiormente por una curiosidad natural, además del amor al aprendizaje. Ella pensaba, por lo tanto, que la meta de la educación infantil no debe ser llenar al niño con datos académicos previamente seleccionados, sino cultivar su deseo natural de aprender. Los principios de la filosofía Montessori se fundan directamente en las leyes de la vida. El niño posee dentro de sí, desde antes de nacer, directrices para desarrollarse psíquicamente. Los adultos somos simples colaboradores en esta construcción que hace de sí mismo. El niño necesita del amor y cuidado de sus padres, pero necesita también que el adulto le proporcione un medio ambiente preparado en donde sea posible la acción y la selección. “Nadie puede ser libre a menos que sea independiente “María Montessori basó su método en el trabajo del niño y en la colaboración adulto – niño. Así, la escuela no es un lugar donde el maestro transmite conocimientos, sino un lugar donde la inteligencia y la parte psíquica del niño se desarrollarán a través de un trabajo libre con material didáctico especializado.

 

Waldorf, Sistema y movimiento pedagógico originado por Rudolf Steiner (1861-1925) con la creación en 1919 de la primera escuela en Stuttgart para los hijos de los obreros de la fábrica Waldorf-Astoria. La pedagogía Waldorf se caracteriza por ofrecer al niño lo que éste necesita según el momento evolutivo en el que se encuentra, y no por lo que el sistema social quiere de él. En esta línea, la pedagogía Waldorf ha abogado desde sus inicios por la coeducación, la integración escolar y la enseñanza comprensiva (común) y obligatoria hasta los 18 años. Algunas características de esta pedagogía son: – Importancia del juego y la socialización en la educación infantil: en una misma clase conviven niños de diferentes edades, realizando actividades de juego libre, corros, canciones, manualidades, pintura, elaboración de pan, desayunar juntos, etc. Se huye de una intelectualización temprana: no hay fichas La enseñanza se divide en septenios (ciclos de siete años), siendo el primero el comprendido entre los 0 y los 6 años. Clouder comenta que en esta etapa el aprendizaje viene a través del juego. Los objetivos se centran en estimular los sentidos y la imaginación y en fortalecer la voluntad de cada niño.

 

La Educación. Convencional se dirige de ante mano con un proyecto único para todas las áreas y edades (eje. Los niños de 1rer grado deben aprende tales y cuales cosas, no teniendo en cuenta características. Sociales-culturales-económicas .ambientales. etc.) Unifica los criterios de aprendizaje en forma homogénea (todos deben aprender lo mismo en el mismo tiempo. Utilizando métodos definidos para cada áreas…Lengua de esta manera, matemáticas de esta otra, etc.

 

El desarrollo personal integral es el arte de proporcionar a las personas formación para superarse a sí mismas en las cuatro áreas básicas del ser humano: física, emocional, mental y espiritual. Se basa en el principio de la necesidad de un crecimiento integral para que se produzca un desarrollo armónico y óptimo en la persona, porque crecer en una o varias áreas sin progresar en todas ellas a la vez puede llevar al desequilibrio y a la insatisfacción vital.

Desarrollo físico

– Actividad física. Práctica óptima de ejercicio y deporte acorde a la edad y condiciones físicas.

– Alimentación. Dieta apropiada y específica según genética, épocas del año y objetivos a lograr.

– Ocio. Amplificación, óptimo aprovechamiento y evitación del malgasto del tiempo libre.

Desarrollo Emocional – Sentimental

– Familia. Lograr la armonía y el equilibrio emocional de todos los miembros de la familia.

– Sexualidad. Expandir la satisfacción sexual y desarrollar la capacidad para dar y recibir placer.

– Equilibrio emocional. Conseguir la paz y estabilidad de las emociones y el estado de ánimo.

– Pareja. Cultivar la comunicación, sinceridad e ilusión en el seno de la vida en pareja.

– Autoestima. Valorarse en la justa medida, sin rebajarse ni caer en la vanidad.

– Comunicación. Cultivar la empatía al compartir información y sentimientos.

– Relaciones sociales. Optimizar la colaboración con amistades y personas del entorno.

Desarrollo Mental

– Pensamientos. Atención, control y optimización de los pensamientos y su influencia.

– Conciencia. Comprensión de uno mismo y de la propia vida.

– Sabiduría. Conocimientos, sentimientos y actitudes adecuadas para lograr una vida armónica.

– Trabajo. Desarrollar la capacidad, el rendimiento y la excelencia profesional.

– Abundancia. Amplificar los recursos materiales y la capacidad económica para el bien propio y de los demás.

– Gestión del tiempo. Óptimo aprovechamiento del tiempo y evitación de su malgasto.

Autoayuda y auto sanación

– Conocimiento. Conocerse mejor a uno mismo para superar defectos y desarrollar virtudes.

– Espiritualidad. Regresar a la mejor manera de relacionarse con el Creador.

– Servicio. Ayudar a otros a beneficiarse de las experiencias y conocimientos propios.

– Amor. Conocer y experimentar la verdadera esencia del amor universal.

– Propósito vital. Conocer y asumir la misión que corresponde realizar en la vida.

– Integridad. Desarrollo armónico de las cuatro esferas: física, emocional, mental y espiritual.

– Fuerza de voluntad. Mantener los hábitos y conductas beneficiosas a lo largo del tiempo.

– Persistencia. Paciencia, confianza y perseverancia en la realización del propósito vital.

– Valentía. Desarrollar el valor y desechar toda clase de miedos.