flormedicina-01

MEDICINA

Vertiente 4. La Medicina: como árbol de vida que cultive la salud armónica y la longevidad.

 

  • La medicina de vida como soporte en la formación de la personalidad humana cultivando comportamientos y acciones saludables.
  • Medicina de vida que cultiva la salud y la longevidad.
  • Desarrollo de una medicina de Salud Emocional que apoye en la formación de la personalidad humana, cultivando comportamientos y acciones saludables que nos permitan el buen vivir.
  • Medicina integrativa que nos permita rescatar la medicina ancestral e instalar la medicina preventiva-educativa y desarrollar la medicina trascendental (energética, cuántica y espiritual) para cultivar la salud del cuerpo al alma.
  • Medicina de la belleza y la longevidad que promueva el poder de la auto sanación y la toma de conciencia de que nosotros mismos somos los creadores de todas nuestras enfermedades y por lo tanto está en nuestras manos cultivar la salud, siendo responsables de todo nuestros actos, pensamientos, palabras, gestos y actitudes ante la vida, la naturaleza, el universo, todos nuestros hermanos, todos los reinos y ante nosotros mismos, manifestando nuestra belleza interior y exterior.
  • Alinearnos con la ciencia, la tecnología, el conocimiento y la sabiduría ancestral para desarrollar la medicina cuántica-energética-espiritual que nos permita acceder al cambio consciente del A.D.N. y auto regeneración.

8 pétalos de la Medicina

El término alopatía proviene del alemán allopathie, y éste de las raíces griegas ἄλλος (alos) [otro, contrario, distinto], y πάθος (patos) [sufrimiento]. La alopatía usa de un medicamento distinto o contrario a la enfermedad. Contraria contrariis curantur.

La alopatía  se define como la ciencia que busca prevenir, tratar y curar las enfermedades mediante el uso de drogas “diferentes”, si hay dolor, da un “anti” dolor, ataca solo las consecuencias, nunca las causas. El mecanismo de acción farmacológica que va a seguir la alopatía es el que se da por la interacción del principio activo del fármaco con las moléculas blanco de nuestro organismo.

 

 

En el término homeopatía la primera raíz es en cambio ὅμοιος (homoios) [igual, semejante] y πάθος (patos) [sufrimiento]. La Homeopatía usa un remedio igual o semejante a la enfermedad. Similla similibus curantur.

La Homeopatía es una medicina energética, integral, natural, sutil, que estimula los propios sistemas inmunitarios y defensivos del cuerpo, iniciando así́ el proceso de curación, para la Homeopatía, la enfermedad es la manifestación del desequilibrio de la fuerza o energía vital.

Las sustancias activas, naturales que se elaboran manualmente en algunos casos, de origen animal, vegetal y minera. Proceden de cultivos de agricultura biológico – dinámica, de animales, de minerales, de nosodes, de sarcodes, de órganos, siguiendo la normativa establecida se agitan de abajo hacia arriba, horizontalmente, con arreglo a un horario y tablas específicas. Son sustancias muy diluidas, electro magnetizada, lo que hace que el remedio tenga un efecto atenuado y no produzca síntomas secundarios, ni sea una medicación agresiva que nos pueda hacer ningún mal. Aunque esté indicada para cualquier edad, en los niños, embarazadas y ancianos, no existe contraindicación, al ser una medicación tan suave, pero sumamente efectiva.

 

 

La medicina naturista es parte de la medicina de tradición, donde se utilizan elementos naturales como el aire, el sol, la tierra y las plantas. Se utilizaba mucho antes de que aparecieran las drogas sintéticas, ya que no existían muchas otras posibilidades.

En ella se recurre a la homeopatía y la fitoterapia, o las terapias florales, la acupuntura, la meditación, la relajación y técnicas como el reiki o terapias orientales como el yoga, el tai chi, la reflexología y la digito puntura que no utiliza agujas pero que estimula la red neurológica para mejorar la calidad de vida de aquellas personas enfermas. En éste tipo de medicina alternativa se recurre también a la hidroterapia o la aromaterapia, que son necesarias en la recuperación de muchas patologías, la misma es un acompañamiento a la medicina tradicional, ayudando a equilibrar el organismo, pero sin dejar las drogas específicas que nos ha recomendado nuestro médico ya que en muchos casos las mismas son indispensables. De ésta forma cambiando la alimentación, ayudando con meditación, técnicas de relajación o cualquier alternativa de las que ya hemos mencionado, la persona logra recuperarse mucho más fácilmente e incluso muchas veces los malestares y síntomas desaparecen por completo.

 

 

La medicina natural es un término que se emplea directamente para relacionar cualquier práctica con intenciones curativas que se basen en métodos naturales, es decir, por fuera del desarrollo de la medicina y la farmacología. Incluso, dentro de la consideración de la Organización Mundial de la Salud, medicina natural es aquella que se basa en los sistemas de la medicina tradicional y también los métodos curativos que supieron emplear los aborígenes, tiempo atrás.

El punto de partida de este tipo de terapias, muchas veces, es buscar el mismo principio activo de los medicamentos pero en su estado natural. De esa manera, se pueden buscar los beneficios naturales de los elementos que servirán de reemplazo del medicamento, sin tener que emplear químicos, ni otras sustancias nocivas para el organismo.

Dentro de las prácticas de medicina natural puedes encontrar a los  remedios caseros y naturales, también la homeopatía, la acupuntura, las flores de bach y muchas otras prácticas que están insertas dentro de esta consideración, ya que sirven para tratar diversos problemas de salud pero siempre recurriendo a materias primas naturales para conseguirlo.

La medicina naturista, una de las terapias englobadas en la denominada Medicina alternativa, es aquélla en la que un médico aplica el criterio naturista de tradición hipocrática. Se fundamenta en el estímulo de la tendencia espontánea del organismo a la curación (vis medicatrix naturae, de los antiguos), a través de un estilo de vida que mantenga y robustezca la salud (“vida sana”). La nutrición se basa en el seguimiento de una dieta básicamente ovo-lacto-vegetariana, y se complementa con  hidroterapia, sofrología, yoga y cualquier otro tipo de terapia que cumpla con el axioma de estímulo de la capacidad curativa natural del organismo.1

 

 

Medicina alternativa es toda práctica que afirma tener los efectos sanadores de la medicina pero que no está apoyada por pruebas obtenidas mediante el método científico,1 por lo que su efectividad no ha sido probada más allá del efecto placebo.2 3 4 Consiste en un amplio rango de prácticas, productos y «terapias».3 En esta denominación se incluyen prácticas pseudomédicas  nuevas y tradicionales como homeopatía, neuropatía, quiropraxía, curación energética, varias formas de acupuntura, medicina tradicional china, medicina ayur ayurvédica, curación divina, junto a otros tratamientos que no son parte de la medicina científica.5 6 7 8

Las terapias alternativas se basan en la consideración de la persona como un todo (enfoque holístico), en interacción continua y cambio con el entorno, integrando aspectos físicos, genéticos, mentales, emocionales, espirituales, medioambientales y sociales. No obstante, actualmente en la atención sanitaria convencional también es clave el enfoque biopsicosocial.15

Los usos y prácticas considerados “alternativos” tienen orígenes y principios filosóficos muy diferentes y frecuentemente incompatibles entre sí. Se vienen utilizando desde hace miles de años, y sus practicantes han contribuido enormemente a la salud humana, principalmente en la atención primaria de salud al nivel de la comunidad.35 Sólo una parte de estas técnicas tiene influencia directa sobre la salud y el objetivo del resto es el bienestar del usuario.15 A partir del decenio de 1990, se ha producido un resurgimiento de su empleo en muchos países desarrollados y en vías de desarrollo.35

 

 

El término medicina complementaria se utiliza para describir técnicas terapéuticas que no forman parte de la medicina convencional (también denominada medicina “normal”, “estándar” o “convencional”). Las terapias complementarias se emplean como “complemento” de la medicina convencional. Dado que puede combinarse con el tratamiento médico convencional o integrarse a él, la medicina complementaria también se denomina “medicina integral”.

La medicina complementaria incluye técnicas como acupuntura, fitoterapia, masajes, grupos de apoyo y yoga. A veces llamada medicina holística, la medicina complementaria generalmente apunta a cómo la enfermedad afecta a la persona en su totalidad: física, emocional, espiritual y socialmente.  La medicina complementaria se emplea con la medicina convencional.

 

 

La medicina tradicional es todo el conjunto de conocimientos, aptitudes y prácticas basados en teorías, creencias y experiencias indígenas de las diferentes culturas, sean o no explicables, usados para el mantenimiento de la salud, así como para la prevención, el diagnóstico, la mejora o el tratamiento de enfermedades físicas o mentales

 

 

La medicina del deporte es la especialidad médica que estudia los efectos del ejercicio del deporte y, en general, de la actividad física, en el organismo humano, desde el punto de vista de la prevención y tratamiento de las enfermedades y lesiones. Además, se reconoce que el ejercicio produce beneficios sobre todo en enfermedades cardiovasculares, osteomusculares, metabólicas, y para mejorar el estado físico en general por medio de la prevención y promoción en salud. Por seguridad se debe formular como si fuera un medicamento, para definir las dosis, tipo, duración, frecuencia, y las pruebas de tolerancia. Las ramas y disciplinas de la medicina deportiva incluyen las básicas (anatomía, fisiología, biomecánica del ejercicio, etc), las clínicas (Prevención, tratamiento y rehabilitación de lesiones y enfermedades) y otras ciencias aplicadas al deporte (psicología, nutrición, entrenamiento en el deporte, metrología, cineantropometría, etc).

Los principales cometidos de la medicina deportiva son:

  • Misión preventiva.
  • Misión orientadora.

Misión curativa.

 

 

La Medicina Estética se originó en Francia en el año de 1978 como una nueva especialidad médica que reúne diversas técnicas y procedimientos estéticos de múltiples especialidades como dermatología, endocrinología, cirugía plástica, flebología, nutrición, anestesiología, medicina del deporte, etc. Los fines de la Medicina Estética son la restauración, el mantenimiento y la promoción de la estética, la belleza y la salud, Desde la antigüedad, y con más o menos variantes según épocas y países, se han aplicado técnicas para el mantenimiento y la promoción de la estética y la belleza, tanto femenina como masculina.

La Medicina integrativa engloba la medicina convencional y la medicina natural, para poner a disposición del paciente todos los instrumentos posibles para su curación. Se trata de no menospreciar la potencialidad de la medicina natural, aceptando a su vez, el enorme papel que la medicina convencional ha tenido en la mejora de la calidad de vida y en la supervivencia de la población. Este tipo de medicina integral atiende los aspectos globales del individuo; fisiológico, psicológicos, nutricionales y sociales. Es importante destacar que la enfermedad, en muchas ocasiones, aparece como consecuencia de malos hábitos alimenticios y conductuales, que provocan un debilitamiento de nuestro sistema inmune. Mantener el organismo desintoxicado y un sistema inmune sano y fuerte es la manera más efectiva de evitar la enfermedad. Se trata de una medicina orientada a la restitución de la salud, lo que supone un análisis global de las causas que originan una determinada patología. Este nuevo modelo de asistencia sanitaria brinda la posibilidad de reducir la medicación tradicional (antiinflamatorios, ansiolíticos…) al incorporar suplementación ortomolecular que nos permite utilizar principios activos naturales a concentraciones terapéuticas. La Medicina Integrativa resalta el papel fundamental que ejerce la nutrición a la hora de producir mejoras en los pacientes a través de un programa nutricional individualizado y ajustado a su enfermedad.

 

 

La medicina preventiva incluye la definición, promoción, planificación, ejecución y evaluación de aquellas actividades de prevención llevadas a cabo desde las instituciones asistenciales, sean hospitalarias o extra hospitalarias, respecto a individuos colectivos o grupos de riesgo incluidos en el ámbito de actuación de dichas instituciones.

El complejo concepto de medicina preventiva hace referencia a todas aquellas prácticas que los diferentes profesionales de la salud realizan para, justamente, prevenir la presencia de enfermedades o de diferentes situaciones en las que la salud se puede poner en peligro. Decimos que es una noción compleja ya que es usualmente difícil establecer una clara línea entre la medicina preventiva y la medicina curativa (aquella que ejerce actividades de cura) porque en cierto sentido también la medicina curativa busca prevenir que aquella condición de ausencia de salud total se vuelva aún peor. Sin embargo, podemos comprender que la medicina preventiva es aquella en la que todavía no se ejercen sobre el organismo ningún tipo de tratamiento o cura si no más bien cuidados previos que tienen que ver con una mejor calidad de vida.Una de las acciones más importantes y definitorias de la medicina preventiva es la creación de hábitos y costumbres que hagan que las personas lleven una calidad de vida más saludable, segura y duradera.

La medicina preventiva, es la rama de la medicina que trata de la prevención de enfermedades. Incluye todas las medidas destinadas a evitar la aparición de la enfermedad (prevención primaria), a parar su proceso (prevención secundaria) y a evitar sus posibles complicaciones.

La medicina preventiva no se limita a las vacunas, como algunas personas podrían pensar. Si bien es cierto, hay enfermedades difíciles de prevenir, existen muchísimas que siguiendo algunos buenos y sencillos hábitos de higiene y salud, pueden evitarse o bien disminuir sus efectos nocivos a nuestra vida.