La razón

Fundamentación de una nueva era de transformación humana

La libre expresión.

El sistema, el gobierno, los gobernantes, los países y las gentes del poder, manipulan nuestras conciencias, nuestras mentes y nuestros cuerpos, para mantenernos dormidos, enfermos, dispersos, en el miedo, en la no confianza de nosotros mismos y en la ignorancia; y así ellos fabrican guerras, enfermedades y necesidades superficiales, nutren la droga, la prostitución, la mentira, la ignorancia, el miedo y la confusión, para que nos mantengamos dispersos, y luchemos los unos contra los otros, y quedemos atrapados en un mundo ilusorio de consumismo desmesurado y de entretenimiento concreto y subliminal que consume nuestra energía y nuestro tiempo, atrapando nuestras mentes en la ilusion y con todo esto no nos queda energia ni para reflexionar y ver con claridad lo que pasa en nosotros mismos, en nuestros cuerpos, en nuestras mentes, en nuestros seres y mucho menos en nuestro propio planeta.

Estamos en la dependencia de un sistema que solamente tiene interés en el poder, en el ego, en la vanidad, en el dinero y en su propio crecimiento; un sistema en la inconsciencia, que solamente se encierra en su confort, en su jaula dorada y en su poder y no quiere ver que es lo que hace, y que es lo que está pasando en nuestro planeta.

Hermano hoy en día el sistema está atrapado en su propia telaraña, y no tiene el coraje y la sinceridad de reconocer sus faltas, y entonces no puede reparar lo que hace, porque no quiere salir de la inercia del control y del poder.

¿Cuál es el futuro de nuestro planeta y de la raza humana?

Somos esclavos de este sistema y participantes de la destrucción de las riquezas de esta tierra sagrada y de las maravillas de nuestro planeta.

Somos asesinos de la vida humana, animal y vegetal y destructores de la tierra, de los bosques, de los ríos, de los lagos y del mar.

Todos somos responsables y las cosas cambiaran, se ajustaran y se ordenaran, en el momento en el que tomemos conciencia de nuestra participación pasiva o activa en esta destrucción masiva de la vida, de la naturaleza, del ser humano y de nuestra madre tierra, y entonces nos despertemos y actuemos en conciencia, en unidad, con respeto y con responsabilidad en todos nuestros actos, pensamientos y palabras. Todos nosotros estamos dotados de un don maravilloso y poderoso que moldea el mundo y le da forma a todo, somos una fuente de energía infinita, y solamente nosotros escogemos a donde canalizamos nuestra energía y como la aprovechamos.

Somos los creadores, los constructores y los controladores de este mundo y de todo lo que pasa en el, somos responsables de todo lo que pasa, porque finalmente todo es energía y nuestras creencias, nuestros pensamientos, nuestras expresiones, nuestras intenciones y nuestras acciones le dan forma al mundo en el que vivimos y lo nutrimos instante a instante, entonces que hacemos con nuestra energía y como la canalizamos en todos los aspectos para construir un mundo mejor, el bienestar del cuerpo al alma, la fraternidad entre todos los seres y un camino de crecimiento y comunión con nuestra esencia divina. que transforme a la humanidad y le permita evolucionar espiritualmente.

¿Qué pasa con los bosques?

¿Qué pasa con las selvas?

¿Qué pasa con los ríos?

¿Qué pasa con los lagos?

¿Qué pasa con la basura que producimos?

¿Qué pasa con los materiales no reciclables, como las bolsas de plástico y los materiales electrónicos?

¿Qué pasa con los laboratorios y las guerras químicas?

¿Qué pasa con los experimentos humanos y las enfermedades producida y creadas por el hombre mismo?

¿Qué pasa con los experimentos nucleares en la mar, en la tierra y en el espacio?

¿Qué pasa con el clima, la capa de ozono y el calentamiento de la tierra?

¿Qué pasa con la contaminación  de la tierra, del viento, del agua, de la mar y del ser humano?

¿Qué pasa con las semillas transgénicas, manipuladas en los laboratorios y la repercusión  en la salud mundial?

¿Qué pasa con los alimentos antinaturales y nuestra salud?

¿Qué pasa con los pesticidas y sustancias toxicas que destruyen nuestra tierra?

¿Qué pasa con los hombres y mujeres que han osado reportar las atrocidades descaradas de los gobiernos, por proteger nuestras vidas, nuestra tierra y nuestro futuro y están en las prisiones o bien han sido callados?

¿Qué pasa con el hombre que siembra el miedo, amenaza, chantajea, manipula, crea historias falsas para desprestigiar  y desviar la atención y mismo asesina para callar las voces?

¿Qué pasa con los medios informativos que manipulan todo y lo acomodan a su conveniencia?

¿Qué pasa con el águila real, con el lobo, con el búfalo, con  el oso, con  el jaguar, con el tigre, con el hipopótamo, con el elefante, con el delfín, con la ballena,  con las tortugas, con el quetzal y con etc.?

¿Qué pasa contigo hermano, porque todo esto pasa ante tus ojos y es una realidad concreta que rompe el equilibrio de la naturaleza, corta la cadena alimenticia y finalmente instala el deterioro, la extinción de las especies, la desaparición de paraísos y la destrucción de tu familia y de todo?

¿Qué visión tienes hermano, porque todo esto  pasa en nuestro planeta  y sabes tu,  yo y todos habitamos en esta tierra,  y si la destruimos nos destruimos con ella?

¿Qué futuro les damos a nuestros hijos?

¿Cómo vamos a dejarles esta tierra?

¿Cuál es la herencia energética para nuestros hijos?

¿Cuál es la cultura que heredaremos a nuestros progenitores?

Somos de la tierra, la tierra no nos pertenece, somos nosotros que le pertenecemos a ella, y como una madre ella nos nutre, nos viste, nos cobija,  nos arrulla, nos recibe en su regazo y nos cubre de su belleza y de su encanto, porque nos ama incondicionalmente. Y nosotros que hacemos por ella, como le respondemos, como correspondemos a este amor. Nuestra madre llora sangre, la hemos enfermado y está enferma, necesita de todos nosotros para sanarse, y solo en nuestras manos está el poder de sanarnos para poder sanarla. Entonces hermano que quieres hacer, despiertarte del sueño, asume tu responsabilidad como hijo de la madre Tierra y del padre Sol, cuál es tu compromiso contigo mismo y con  la Tierra que habitas, que haces, cual es realmente tu disposición al cambio,  a la armonía, a la paz, a la fraternidad  y que propones.

Solo la unidad, el amor, la humildad, el conocimiento, el respeto, la responsabilidad, la expresión, la participación y la acción podrán generar el cambio y llevarnos a construir un mundo mejor para todos.

La separacion, la individualidad, la personificacion, el odio, el ego, la ignorancia, el no respetar, la irresponsabilidad, el silencio, la no participación y la pasividad genera la inercia de la enfermedad, del desasosiego, de la guerra y nos lleva finalmente a la autodestrucción y la destrucción de la vida en nuestro planeta.

Podemos cerrar los ojos y creer que nada pasa, y decidir seguir con nuestras vidas en la dependencia de un sistema que nos da confort, que nos entretiene y que nos condiciona a su conveniencia, y finalmente actuar egoístamente a nuestra propia conveniencia sin pensar en ningún momento que futuro les repara a nuestros hijos y en qué condiciones les dejamos nuestro planeta. Es el libre albedrío y todo se juega en nuestras manos, y tu y cada uno de nosotros tiene una  función importantísima para generar el cambio y construir un mundo mejor para todos.

Sabes hermano todo es posible y tu como cada uno de nosotros tiene una función, sagrada y trascendente en este tiempo de reconciliación, de perdón, de liberación, de respeto, de responsabilidad, de armonía, de fraternidad y de amor y de unificacion.

¿Cuál es tu elección?

Únete al cambio

Todos en el corazón para sanarnos y juntos alinearnos con la tierra y construir un mundo mejor.

Hoy en día que es lo que solicitamos a los gobernantes, congresos, cámaras, instituciones, administraciones, o bien, a las organizaciones:

El respeto de nuestros derechos humanos.

El respeto de nuestras tradiciones sagradas (tradiciones que viven en armonía con la naturaleza, con el corazón y con lo divino).

El respeto de la naturaleza.

El bienestar de la humanidad, de la tierra y de nosotros mismos.

El derecho de uso de los lugares o templos sagrados.

Diálogos de reconciliación y de toma de conciencia sobre nuestra realidad.

Dar fin a las guerras y aceptar la paz  y la fraternidad entre todos los seres.

Dar fin a las enfermedades e instalar un programa de educación y prevención que nos permita cultivar en conciencia la salud integral del ser.

Escuelas que promuevan verdaderamente el descubrimiento de los dones, virtudes, cualidades, capacidades y poderes de cada ser y creen métodos de desarrollo integral, permitiendo que se manifieste el arte en todas sus dimensiones.

La administración adecuada de los recursos naturales manteniendo y sosteniendo el equilibrio y la armonía de la naturaleza, para que todos podamos vivir verdaderamente confortables y en crecimiento y armonía con todo.

La construcción de un mundo mejor para todos

¿Qué pasa con nuestras solicitudes, nuestras peticiones, nuestros anhelos, nuestros sueños, nuestros derechos?

Normalmente el gobierno y los gobernantes los elegimos nosotros mismos, para que puedan realizar lo necesario para que todos estemos mejor y evolucionemos en todos los aspectos (física, mental y espiritual), entonces unidos les damos un puesto para que puedan ejercer sus deberes de una forma adecuada y efectiva” les brindamos una posición de poder” para que puedan canalizar la energía de todos en conjunto, para nuestro propio bienestar y el de todos.

Hoy en día unos pocos, controlan, manipulan, engañan, extorsionan, amenazan y siembran el miedo, la guerra, la enfermedad, el entretenimiento y los vicios (alcohol, droga y prostitución) con la intención de desviar la atención, de capturar y dispersar la energía y de mantenernos en estado de insomnio, para que ellos puedan seguir en el poder y mover a las masas como quien mueve a los borregos y los dirige a donde quiera y cuando quiera y como quiera.

En pequeños círculos, pequeños grupos, pequeñas organizaciones que solicitan los cambios, el respeto, las reformas, la protección etc. Los gobernantes y gobiernos se ríen y mofan de todos nosotros, dejan hacer un poco ruido o mucho y finalmente todo termina en migajas o en nada, y ellos siguen en el poder sin actuar por el bien de la humanidad y de nuestra madre tierra, y sin querer ver la realidad concreta de lo que está pasando en este tiempo y adonde nos dirigimos si no actuamos.

Hermano, hermana y hermanos, solamente cuando estemos verdaderamente unidos, con un solo corazón y la claridad de lo que queremos por el bienestar de todos (la humanidad, nuestra tierra y todos los reinos); Podremos solicitar y también exigir nuestros derechos y entonces se restauraran los puestos de los empleados de la humanidad (gobernantes, diputados, congresistas y etc.) que asumirán la responsabilidad que les corresponde, para hacer verdaderamente bien su trabajo, o los gobernantes actuales se alinearan en el corazón y en la conciencia para hacer bien su trabajo, porque finalmente son ellos que trabajan para nosotros y no nosotros que trabajamos para ellos.

En el equilibrio, en la armonía y en la conciencia, todos trabajamos en conjunto para el bien de todos.

Para dar principio a la unificación y hacer posible la armonía, la paz, la fraternidad, la conciencia y el amor, necesitamos pregonar con el ejemplo y asumir nuestra responsabilidad con nosotros mismos, con la familia, con la humanidad, con la tierra y con todos los reinos, y entonces hacer las reformas y los cambios en nosotros mismos que necesitemos para estar bien, sentirnos bien, tener la salud perfecta, la fortaleza física, la claridad mental y el corazón limpio y abierto, liberarnos de nuestros egos y actuar en unidad, con respeto, con responsabilidad y con amor.

Si estamos listos entonces pasemos a la acción y exprésate, y actúa, y confróntate, y unamos nuestras voces, nuestras fuerzas y nuestros corazones para el cambio, para el alineamiento con la primavera cósmica.

Somos seres de energía, seres de luz, seres de amor y cuando emitamos la energía autentica de nuestros seres entonces la luz de nuestros corazones resplandecerá como soles, y la fusión de los soles iluminara esta tierra sagrada y nuestros ojos podrán ver el paraíso aquí en esta tierra, la tierra que habitamos, porque es la luz y el amor lo que nos permitirá alinearnos con la primavera cósmica.

Porque este es el tiempo de la unificación de todos los seres, el tiempo de la luz, del amor, de la fraternidad, de la libertad y del arte como la expresión máxima de nuestros espíritus en libertad.